Todos los espacios deben tener una acústica acorde para la salud de las personas, siempre teniendo en cuenta el uso que queremos dar al lugar.

De esta manera, si el espacio cuenta con una mala acústica y es ruidoso, generará molestia para realizar cualquier actividad, sin importar las necesidades de cada estancia. Esto producirá una sensación incómoda a la hora, por ejemplo de mantener una conversación, reduciendo la concentración, y afectará negativamente la salud de las personas.

Hay que tener en cuenta que el sonido tiende a propagarse por todas las direcciones, empezando en su punto de origen y rebotando contra las paredes, ventanas, puertas y cualquier elemento que esté en el sitio (sobre todo si son superficies muy sólidas) lo que causa eco y reverberación.

Por ello, es fundamental detectar si hay mala acústica en tu local y cómo mejorarla. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo saber si la acústica en tu local es mala?

No cualquier ruido debe interpretarse como contaminación acústica. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha definido como ruido al sonido que supere los 65 decibelios (dB), ya que el ruido se vuelve dañino si es mayor a los 75 dB y doloroso a partir de los 120 dB. En este aspecto, se recomienda que no se supere los 65 dB durante el día.

Para saber si tu local comercial padece de problemas en la acústica, debes tener en cuenta las siguientes situaciones:

–      Alto tráfico automovilístico

El máximo foco de ruido en las ciudades parte de los automóviles. Un claxon de un coche genera 90 dB y el de un autobús 100 dB. Si tu local es vulnerable a estos ruidos, es necesario tomar medidas.

–      Problemas generales en la salud

La mala acústica en tu local provocará, aparte de los conocidos efectos negativos en la audición como otitis o sordera, trastornos en la salud en general, sobre todo entre los más jóvenes y adultos mayores.

 

–      Dificultades en la comunicación

Cuando detectes interrupciones al momento de hablar, estarás en presencia de una pésima acústica en el local. En este punto, lograr reducir los efectos de los sonidos de la calle se hace algo necesario.

¿Qué soluciones acústicas para locales existen?

Puedes solucionar los problemas acústicos de tu local con distintos métodos. ¡Descubre los dos mejores!

  • Acondicionamiento acústico de locales

Esta solución busca el confort acústico, controlando y gestionando ruido, y evitando la reverberación del mismo. Está recomendado, además, para mejorar el confort de clientes y trabajadores.

–      Insonorización de locales

Consiste en reducir al máximo las molestias del exterior. Este método, sobre todo, se realiza en el proceso de reforma o construcción, y es necesaria para cumplir con la normativa y tener licencia de apertura.

Elimina los ruidos con Macústica

Las molestias ocasionadas por los ruidos abundantes son perturbadoras. Por eso, en Macústica, te ofrecemos la solución definitiva: ponemos a tu disposición los mejores medios para los problemas de acústica, incluyendo aislantes de ruido para tu local.

Si percibes los síntomas de mala acústica en tu local comercial, no lo pienses más y contáctanos. ¡Tus oídos te lo agradecerán!