El hecho de exponerse a altos niveles de ruido durante el trabajo puede ocasionar serios daños en el sistema auditivo. Generalmente, esto se trata de un proceso gradual en el que no nos damos cuenta del empeoramiento de la audición hasta que al daño ocasionado se le suma la pérdida auditiva a causa de la edad.

La pérdida auditiva no suele ser el único problema. Podemos padecer de tinnitus, es decir, pitidos, silbidos, zumbidos o murmullos en los oídos, ocasionando trastornos del sueño.

El ruido en el trabajo interfiere significativamente en las comunicaciones y puede hacer que se dificulte oír los avisos. Además, se puede reducir la percepción que tiene una persona de lo que está ocurriendo en su entorno.

Estos factores pueden ocasionar riesgos para la seguridad, que pueden terminar en lesiones graves.

Sigue leyendo y conoce todo lo que debes saber sobre el ruido en el trabajo.

¿Cómo saber que hay un problema de ruido en el trabajo?

A continuación, destacamos algunas señales para identificar el ruido en el puesto de trabajo:

1.   Ruido intrusivo

Se percibe como una calle transitada, una aspiradora o un restaurante con mucha gente, durante la mayor parte de la jornada laboral.

2.   Dificultad para comunicarse

Si los trabajadores deben alzar la voz para comunicarse en una distancia máxima de separación de 2 metros.

3.   Máquinas ruidosas

Si los trabajadores usan herramientas o maquinaria ruidosa durante más de media hora.

4.   Actividades ruidosas

Si el sector se caracteriza por hacer tareas ruidosas, como la construcción, la reparación o la demolición de carreteras, carpintería, ingeniería, el procesamiento de plásticos, la fabricación de textiles, la manufactura en general o la fabricación de cartón y papel, enlatado y embotellado, entre otros.

¿Cómo controlar el ruido en el trabajo?

El control del ruido en el trabajo se puede llevar a cabo de la siguiente manera:

  • Retirar la fuente de ruido completamente, como desplazando la máquina ruidosa hacia un lugar donde no afecte la audición a los trabajadores.
  • Utilización de equipos silenciosos, aplicando un proceso distinto y con menos ruido.
  • Hacer controles técnicos para reducir el ruido de la máquina.
  • Hacer uso de pantallas, carcasas, barreras y materiales absorbentes con el fin de amortiguar el ruido.
  • Limitar el tiempo de los trabajadores en las áreas con ruido y rotar los puestos de trabajo.

Minimiza el ruido en el puesto de trabajo con Macústica

En Macústica contamos con profesionales de arquitectura e ingeniería para brindarte soluciones para el control de ruidos en el trabajo.

Nuestros profesionales garantizarán el mejor control de ruidos para que la convivencia laboral y la salud estén en armonía con técnicas de ingeniería y tecnología vanguardista.

¡No esperes más y reduce el ruido en el trabajo con Macústica!