En Macústica Ingeniería somos conscientes de que el ocio puede llevar al ruido. Sin embargo, hay algo que puedes hacer. ¡Te traemos la solución!

Ruido y ocio: solución

El ruido y el ocio son dos palabras que prácticamente van juntas, tanto de día como de noche. Sin embargo, el exceso de ruido hace que muchas personas empiecen a tener ciertos problemas de salud, por no hablar que en los lugares más turísticos ni siquiera pueden conciliar el sueño con normalidad.

Además, si hablamos de ruido, este puede provenir de dentro de los locales y también de fuera, es decir, de la calle. Sin embargo, en el caso del ruido de los locales y la transmisión de ruido, es un problema que afecta a los dueños del local. Pero si es un problema de ruido en el exterior, aquí los empresarios ya no son los responsables. En ese caso, es el Ayuntamiento quien debe tomar cartas en el asunto para reducir la contaminación acústica y evitar los daños.

La solución no es mirar a otro lado, puesto que hay que mirar por los derechos de las personas. Por ello, los ayuntamientos deben realizar un diagnóstico. El Mapa de Ruido de Ocio es una herramienta indispensable en muchas localidades, y es útil para evaluar las distintas acciones a tomar sobre el ocio y su efecto sobre el vecindario.

El objetivo es llevar a cabo medidas correctoras adecuadas y que son de acción requerida en los espacios donde la molestia al vecindario es considerable. De esta forma podrá coexistir una mejor convivencia entre vecinos y empresarios.

No obstante, también es un problema de concienciación. Las personas deben saber que aunque estén de fiesta no tienen porqué ponerse a dar gritos o chillar a altas horas de la madrugada por la calle, por eso es importante comportarse y pensar en las personas que están en sus casas durmiendo.

En muchos casos es un problema de la educación de los usuarios de la vía pública. Por lo que un comportamiento más respetuoso por parte de ellos bajaría los niveles de ruido y malestar de los afectados.

No obstante, es importante que las 3 partes colaboren. Es decir, los empresarios que tienen un local que abre hasta tarde, el Ayuntamiento en cuestión y las personas que se encuentran en la vía pública.