Existen muchos sonidos que pueden resultar molestos para el oído aunque en ocasiones no se puedan evitar. Aquí te enseñaremos una lista de los 10 sonidos más molestos comprobados por expertos.

Un sonido puede traernos paz, buenos recuerdos, convertir un momento inolvidable, pero también puede causar graves molestias.

Ciertos ruidos pueden ser desagradables para el oído humano debido a la transformación de emociones negativas en la zona del cerebro que procesa sonidos y la corteza auditiva.

¡Sigue leyendo y descubre qué ruidos son los más molestos y por qué!

Descubre cuáles son los sonidos más desagradables para el oído

Al hablar de los ruidos más molestos puedes recordar muchos a lo largo de tu vida y seguramente tendrás sensaciones desagradables. Incluso al nombrarlos podrás sentir cómo se estremece tu cuerpo.

A continuación, te mostraremos una recopilación de los 10 sonidos que no querrás oír:

  1. El sonido del contacto de un tenedor en un plato de porcelana.
  2. El chirrido de una tiza contra una pizarra.
  3. El contacto de las uñas sobre una pizarra.
  4. La desafinación de un micrófono.
  5. Un taladro eléctrico contra una pared.
  6. El ruido de unas cadenas oxidadas.
  7. El llanto de un bebé.
  8. Los frenos de un tren.
  9. La alarma de un automóvil.
  10. La explosión de un globo.

Todos estos sonidos causan un efecto desagradable en el cuerpo humano. Por desgracia, se presentan con mucha frecuencia durante nuestra rutina diaria, sobre todo en ritmos de vida agitados.

¿Por qué algunos sonidos son desagradables de oír?

Es probable que en algún momento te hayas hecho esta pregunta y el factor que más influye en que un sonido sea desagradable para el oído es su agudeza.

 

Sí, como leíste, los sonidos molestos para el oído humano se caracterizan por ser muy agudos.

Esto se debe a la alta intensidad y frecuencia de las ondas sonoras, por lo que como resultado tendemos a huir del foco sonoro.

Aunque pueda parecer insignificante, escuchar ruidos molestos constantemente puede ocasionar problemas en la salud. Una de las enfermedades causadas por este tipo de ruidos es la misofonía, la cual es una patología neurológica donde la persona que la padece no tolera casi ningún sonido en específico.

Se puede ocasionar una mala interpretación en el sistema nervioso central ante el molesto sonido. Te recomendamos cuidar tu salud auditiva y evitar frecuentar espacios donde se originen ruidos desagradables.

También te invitamos a no originar este tipo de ruidos, ya que puede ocasionar molestias en otras personas. Contáctanos y planifica con nosotros el mejor sistema de aislamiento para tus espacios.