¿Mantener objetos suspendidos en el aire sin necesidad de contacto físico? Parece algo ilógico, pero… ¡Sí es posible! Y se logra mediante ondas acústicas, llamadas ultrasónicas, mediante un efecto conocido como levitación, el cual es producido a través del aprovechamiento de la radiación del sonido.

Estos estudios científicos han avanzado con los años y sus investigadores están sumamente interesados en introducir más elementos que permitan movilizar objetos de mayor peso y desde diversas perspectivas.

Pero, ¿De qué puede servir hacer que los objetos leviten? Si deseas seguir aprendiendo sobre este tema ¡Continúa leyendo con nosotros el siguiente post!

¿De dónde nace la levitación de objetos mediante sonidos?

Los estudios sobre levitación datan de 1866, en el que el movimiento de las partículas se producía a partir de las fuerzas de radiación acústica, lográndo en esta fecha la primera demostración de la posibilidad de suspender en el aire algún objeto.

Sin embargo, el investigador Kundt realizó el experimento original con la intención de calcular la longitud de onda y, por lo tanto, la velocidad del sonido dentro de un gas, obteniendo como resultado el descubrimiento de la levitación.

Con todo y con eso, no fue hasta 1933 que los científicos Bücks y Muller demostraron la levitación con gotas de alcohol entre un cristal de cuarzo y un reflector. Siendo el hallazgo más actual, el realizado en la Universidad de Bristol, donde se logró que una esfera de poliestireno de aproximadamente 1,5 gramos de peso permaneciera estable en el aire sin salirse de control.

¿Qué puedes conseguir con la levitación de ciertos materiales?

Este descubrimiento y sus avances progresivos abren la posibilidad de incursionar en espacios no alcanzados por el hombre o en los que su inserción por parte de la robótica ha sido difícil.

Por ejemplo, en cuanto a la medicina, se busca obtener la administración de cápsulas de medicamentos o materiales microquirúrgicos dentro del cuerpo, evitando así cualquier posibilidad de contaminación resultante del contacto con la superficie de un recipiente o equipo. Otro aspecto de gran ayuda es el ensamblaje de objetos delicados o muy diminutos.

Por su parte, en la industria farmacéutica las ondas de sonido ya se utilizan para obtener resultados precisos durante el filtrado de medicamentos, aunque aún se deben esperar nuevos resultados a partir de los recientes descubrimientos con el aumento del peso de los materiales levitados.

Es importante señalar que en un principio los investigadores pensaban que esto sería viable a través de tonos más bajos, es decir, que la onda se escuchara, lo que generaría daños auditivos para los humanos.

Evita la contaminación acústica con Macústica

Tu tranquilidad y la de los tuyos son de gran importancia, y tu salud auditiva forma parte de esa paz, por eso en Macústica te ofrecemos las medidas necesarias para lograr espacios acústicamente ideales.

¡Contáctanos! Realizaremos evaluaciones sonométricas y te presentaremos diversas soluciones adaptadas a tus necesidades y enmarcadas a las normativas legales.