¿Sabías que la contaminación acústica también afecta a los animales? El ruido en exceso no solo nos molesta a las personas no, sino también a esos seres tan maravillosos que conviven en nuestro entorno. En Macústica, como expertos en sonido, queremos contarte hasta qué punto les puede influir.

Cómo afecta el ruido a los animales

La contaminación sonora es un problema en el mundo. Amenaza incluso a las superviviencia de las especies; a todo tipo de animales tales como peces, anfibios, aves, mamíferos, moluscos…

Pero dónde más está presente es en las zonas urbanas, puesto que supone uno de los problemas ambientales más graves de los últimos tiempos. Así lo determina la propia OMS, afirmando que el exceso de ruido puede producir estrés, deterioro cognitivo o incluso provocar enfermedades del corazón.

Pero los datos también confirman que este problema no solo nos afecta a las personas, sino también a los animales. La propia revista Biology Letter ha publicado un estudio que afirma que la contaminación acústica daña y amenaza la supervivencia de más de 100 especies del reino animal.

Pero no todos los seres vivos manifiestan su malestar de la misma manera. Digamos que, cada especie lo hace de una manera. Y lo peor, es que en los últimos años los expertos aseguran que está empeorando el planeta, que va a más.

Lo peor, es que hay animales que ven su supervivencia amenazada por la contaminación sonora. Y es que se debe, principalmente, a que utilizan el sonido para encontrar pareja o

avisar de que hay un depredador cerca. Si hay demasiado ruido y no pueden comunicarse, pueden morir.

Con el problema del ruido excesivo, los animales se ven más vulnerables y su supervivencia se ve más dificultada, con más piedras en el camino. Porque sin la intervención de los seres humanos, los animales no estarían expuestos a esta enorme cantidad de decibelios.

Es un problema que pide una solución a gritos para evitar que desaparezcan ciertas poblaciones de grupos de animales, lo que sería un error fatal y sin vuelta de hoja. Porque afecta a animales acuáticos, aves migratorias… a múltiples ecosistemas.

Es importante informar a los usuarios de este problema para tomar cartas en el asunto, para sacar adelante estrategias para proteger a los animales que también sufren las consecuencias de la contaminación sonora.