Alguna vez te preguntaste cómo percibe el oído el sonido? Es una de las curiosidades que veremos hoy en Macústica Ingeniería, porque lo cierto, es que el proceso es más complejo de lo que se tiende a crecer.

El oído: cómo percibe el sonido

El oído es una estructura compleja que está dividido en oído externo, medio e interno. El oído externo lo forman la oreja, el conducto auditivo externo y las capas externas del tímpano, el objetivo de esta parte, es captar sonido.

En cuanto al oído medio, está constituido por el martillo, yunque y estribo; y es la parte que actúa como transmisor de las ondas sonoras.

La tercera parte, el oído interno, es el que tiene la función auditiva y equilibrio, que depende de la cóclea y del aparato vestibular. Y estas son las 3 partes que lo forman, todas importantes para su correcta función.

¿Cómo se lleva a cabo la función auditiva del oído? Se siguen 3 etapas:

  • Conducción de la energía física del estímulo sonoro captada en el pabellón auditivo hasta el órgano de Corti, que está en la parte media del oído interno.
  • Transformación de la energía mecánica en eléctrica y envío al nervio auditivo.
  • Transmisión de la energía eléctrica hasta la corteza cerebral. Son las encargadas de apreciar los sonidos.

Luego, cada una de las partes tienen sus funciones. En el oído externo, el pabellón auricular capta las ondas sonoras y las envía al tímpano. El oído medio es quien envía la energía desde el tímpano hasta el oído interno. Es este último el órgano que oye el cerebro, por lo que se convierten las señales acústicas en impulsos eléctricos para que el cerebro pueda interpretarlos.

Otro dato curioso, es que el sonido llega antes al oído que más cerca se encuentra de la fuente sonora. Por lo que, el oído que esté más cerca conseguirá captarlo cuestión de unos milisegundos antes.

Y así es cómo el oído percibe el sonido. Seguro que a partir de ahora lo ves de otra forma diferente y te imaginas al sonido viajando entre una parte y otra.