La contaminación acústica o ese “sonido no deseado” perjudica tanto al medioambiente como a tu salud, hasta el punto de llegar a calificarse como el segundo elemento medioambiental más dañino detrás de la contaminación del aire. Hoy vamos a abordar el tema del ruido en la ciudad y de la necesidad de una convivencia saludable. ¡Sigue leyendo!

El tráfico que colapsa las ciudades, las construcciones, las actividades domésticas de los vecinos, etc., suelen ser sinónimos de ruidos molestos y alarmantes para tu salud en general. De este modo, se acaban convirtiendo en fuentes de estrés, trastornos del sueño, hipertensión y patologías del corazón, entre otras.

Por ello, la convivencia es uno de los puntos más difíciles de solventar en una comunidad de vecinos o, incluso, en la ciudad misma. Y es que cada una se basa en sus propias normas y reglas estándares que involucran la convivencia y el sentido común.

Pero, ¿cómo lograr una convivencia saludable y libre de ruido? En Macústica te ofrecemos las mejores y más eficientes soluciones, pero eso no es todo. Si continúas leyendo este post descubrirás cómo mejorar la convivencia en tu ciudad.

¿Qué puedo hacer para disminuir el ruido en mi ciudad?

Los ruidos molestos son identificados como contaminación acústica y esta se puede solventar de una manera rápida y sencilla. A continuación, compartimos unos tips te ayudarán a construir una mejor ciudadanía:

  1. Cuando transites cualquier vía pública, hazlo de manera ordenada y sin gritar o alterar el orden público.
  2. Cambia los vehículos por una caminata tranquila, de este modo estarás disminuyendo el ruido del tráfico y la contaminación atmosférica.
  3. Planifica un horario adecuado para realizar actividades como aspirar o utilizar la lavadora.
  4. Respeta las horas de descanso y el horario nocturno.
  5. Si vas a escuchar música o ver la televisión, evita hacerlo a un volumen muy alto. Esto ayudará a prevenir molestias auditivas tanto propias como para los demás.

Estas medidas tienen que ampliarse en los horarios de verano, ya que las molestias del sonido pueden aumentar al llevar las ventanas abiertas o por incrementar el descanso en horario nocturno.

Recuerda que si quieres mejorar tu convivencia debes empezar por ti mismo. De esta manera, cada uno de nosotros tendremos la posibilidad de aportar nuestro granito de arena y tener una convivencia más saludable.

Construye una mejor convivencia con Macústica

Es muy habitual que las molestias ocasionadas por el ruido no solo afecten a tu convivencia, sino también a tu salud. Sin embargo, no tienes de qué preocuparte, en Macústica tienes a tu disposición diversos expertos en el área de la arquitectura e ingeniería, que se encargarán de solventar cualquier inconveniente involucrado con la acústica arquitectónica, ambiental e industrial. Pero, sobre todo, te ofrecerán aquella solución que mejor se adapte a tus necesidades.

Por ello, no esperes más y contacta con nosotros. ¡Te estamos esperando!