A lo largo del día percibimos diferentes sonidos, algunos de ellos placenteros y otros un tanto molestos. Estos abarcan desde una agradable melodía, hasta ruidos en plena calle que pueden resultar verdaderamente tormentosos. Sin embargo, y a pesar de estar acostumbrados a ello, hay muchas cosas sobre el sonido que la mayoría de la gente ignora y que tú deberías conocer.

Numerosos estudios científicos del sonido llevados a cabo a lo largo de los años, han concluido resultados increíbles que nos han ayudado a comprenderlo. Gracias a estos avances, hay algunas curiosidades que se han descubierto sobre el sonido, su funcionamiento y sus características.

Si te ha podido la curiosidad, ¡continúa con nosotros y descubre los datos más interesantes sobre el sonido!

¿Qué es el sonido?

Antes de descubrir ciertos datos curiosos sobre el sonido, es importante tener claros algunos conceptos básicos acerca del mismo. El sonido es la propagación de ondas que hacen vibrar un medio, por lo general, elástico.

El medio por el que estas ondas se desplazan hasta llegar a nuestro aparato auditivo, es el aire. Por ello, cuando hay ruidos muy fuertes, podemos incluso percibir cómo vibran los cristales a causa de las ondas sonoras.

Curiosidades sobre el sonido

Teniendo clara la idea básica de lo que es el sonido y cómo funciona, podemos entender adecuadamente los datos que compartimos a continuación. Algunas de estas curiosidades pueden ayudarnos a comprender mejor, y de manera sencilla, el comportamiento del sonido:

  1. Sus medios de transmisión: Por increíble que resulte, el sonido puede desplazarse por medios líquidos, gaseosos y sólidos, claro está, con comportamientos distintos. Como su comportamiento cambia según el estado del medio, se ha descubierto que se desplaza mejor en medios densos. Esto quiere decir que es mejor su desplazamiento en materiales sólidos.
  2. Los primeros estudios del sonido: El primero en interesarse por estudiar el sonido, alrededor del año 1687, fue Isaac Newton. En ese momento, Newton intentó determinar su velocidad al calcular el tiempo en el que el eco de un ruido recorría un túnel.
  3. La velocidad del sonido puede cambiar: Existe una ecuación para calcular la velocidad del sonido, la cual es constante. Sin embargo, esta puede verse afectada por factores externos como la temperatura, la humedad o la presión atmosférica.
  4. Levitación acústica: El primer experimento relacionado con la levitación acústica se realizó en la NASA en 1987. El experimento permitió inmovilizar un objeto dentro de una sala. Posteriormente, en otro laboratorio, se logró elevar un objeto con sonido.
  5. Las altas o bajas frecuencias afectan al oído humano: Aunque nuestro oído no puede percibir los sonidos generados por ondas muy altas o muy bajas, sí nos afectan directamente. Es por ello que se hace posible la fabricación de armamento sónico que aturde e inmoviliza a las personas.

¿Quieres conocer más detalles sobre el sonido y cómo influye en tu estilo de vida? ¡Contáctanos y consulta con nuestros expertos!