Aunque a simple vista un polideportivo y una iglesia parece que no tienen nada en común entre sí, lo cierto, es que no es del todo así. ¿Quieres saber en qué se parecen? En Macústica Ingeniería te lo desvelamos.

Un polideportivo y una iglesia: ¿qué tienen en común?

De salida esta pregunta te puede parecer un poco extraña. Pero lo cierto, es que un polideportivo y una iglesia tienen mucho en común. Veamos el qué:

En primer lugar, estos edificios tienen un uso principal diferente. Sin embargo, también tienen cosas en común, puesto que ambos pueden ser utilizados para celebrar conciertos o eventos musicales.

A pesar de que en las iglesias nos encontramos con conciertos más acústicos, de tipo gregoriano o cantos religiosos, en el caso de los polideportivos se celebran conciertos de música de todo tipo.

Lo importante, es que al tratarse de lugares en los que va a haber sonido, es necesario que exista una buena acústica para que el sonido se escuche bien. Sin embargo, en ambos lugares el sonido suele ser un poco malo, de ahí a que los asistentes tiendan a quejarse.

Digamos, que no existen unos criterios del todo objetivos para definir la calidad acústica de un recinto en el que se interpreta música. Por lo que, aunque de salida un polideportivo y una iglesia puede parece que no tienen nada que ver, en realidad tienen un objetivo común: conseguir un buen sonido dentro.

Por lo general, en ambos recintos nos encontramos con un tiempo de reverberación alto. Esto es debido a que son recintos grandes y con acabados que reflectan el sonido al utilizar piedra, cristal, hormigón, etc.

Así que, para conseguir una buena acústica en ambos lugares y que el sonido de los conciertos se escuche perfecto tanto en las iglesias como en los deportivos, es fundamental invertir en acondicionamiento acústico.

Al contratar a unos profesionales en acondicionamiento acústico notarás la diferencia. Porque no basta con construir algo bonito o con una estética deportiva o religiosa en el caso de estos lugares, sino que también es importante que sea funcional pensando en el sonido. Al fin y al cabo, siempre está presente.

¿Te ayudamos?