El ruido en restaurantes y comedores es un problema muy habitual y molesto. Hasta tal punto que muchas veces cuesta poder mantener una conversación. Una sala llena de personas y todos hablando con un tono alto, el ruido de las sillas, el movimiento de los platos y tantas otras cosas que hacen que tener una conversación sea una verdadera odisea. Y como es lógico, no solo pasa esto en restaurantes, también nos suele pasar en recintos deportivos, aulas, espacios compartidos de trabajo, comedores escolares, salas de eventos, etc.

Seguro que habéis sufrido este problema en muchas ocasiones y le habéis intentado poner solución como mejor habéis podido: bajando la voz, evitando hacer ruidos… Pero nunca es suficiente, y ¿por qué?

¿Por qué hay tanto ruido?

En este tipo de situaciones (comedores, eventos, aulas…) el ruido excesivo es provocado por la reverberación del recinto.

La reverberación es un fenómeno producido por la reflexión del sonido, es decir, cuando los sonidos tienen una ligera permanencia una vez que la fuente ha dejado de emitirlos, lo que muchos conocemos como eco.

Una reverberación excesiva es debida a que los revestimientos del lugar donde nos encontramos son materiales poco absorbentes del sonido, y los rebotes hacen que el nivel de ruido en la sala aumente considerablemente. Es tan relevante que, a menudo no podemos ni hablar, o no entendemos a nuestros acompañantes, los niños pierden concentración, la música no se escucha bien, etc. En Macústica tienes más información acerca del acondicionamiento acústico.

¿Cómo solucionar el eco o la reverberación en una sala?

Para evitar esta situación, es necesario dotar a la sala de materiales absorbentes acústicos, que disminuyan esta reverberación o rebote, disminuyendo proporcionalmente el nivel de ruido en el interior. Desde Macústica os presentamos dos novedosos materiales con los que ya estamos trabajando y distribuyendo a nuestros clientes: SONacustic y K13.

SONacustic

SONacustic, es un falso techo fonoabsorbente, a base de fibras minerales, de grandes prestaciones acústicas y estéticas, cuya principal cualidad es que queda totalmente liso y continuo, como un techo de placas de yeso laminado, y además en diferentes colores. Se puede repintar con el tiempo mediante sistema Airless.

SONacustic en un complejo de oficinas, acabado blanco

SONacustic en el hall y recibidor de un cine, acabado rojo

K13

 

K13, es un proyectado de fibras de celulosa con aditivos especiales, con acabado semi-rugoso, el cual se adhiere a la mayoría de superficies sin necesidad de tratamientos previos, con excelentes prestaciones acústicas y térmicas, y sin necesidad de llevar a cabo obras o reformas importantes. Se puede combinar con otros materiales tipo celosías, etc. y hay acabados en diferentes colores.

K13 en una sala de industria del vino.

K13 en un pabellón deportivo

Como podéis ver, no son simples materiales que mejorarán la acústica, sino que también pueden contribuir a una mejora estética del lugar.

 

Las principales aplicaciones del SONacustic y K13

 

Aunque puede servir para muchos espacios, se utiliza principalmente en lugares donde el problema de la reverberación es muy habitual, recintos interiores con mucho ruido y eco como:

 

  • Comedores y restaurantes
  • Comedores y recintos educativos e infantiles
  • Grandes recintos (mercados, talleres, almacenes, estaciones de transporte, etc.)
  • Instalaciones industriales
  • Instalaciones deportivas (polideportivos, pabellones, piscinas, canchas, etc.)
  • Actividades de ocio, musicales, etc.
  • Salas de eventos, música, grabación, teatro, etc.

 

 

En definitiva, desde Macústica te traemos una de las soluciones más novedosas y eficaces actualmente al problema de la reverberación, el eco, que no solo mejorarán la calidad acústica y la comunicación dentro del espacio, sino que lo harán un lugar más productivo y confortable: un espacio sin ruidos.

 

¡Contáctanos y responderemos a todas tus dudas!