¿Quieres tener un buen aislamiento acústico en tu hogar? En Macústica Ingeniería te traemos algunas posibles soluciones, para que consigas minimizar los niveles de ruido y vivir en un entorno más agradable. Querer es poder y realmente está a tu alcance en apenas un par de pasos.

Cómo mejorar el aislamiento Acústico en el hogar

Una de las maneras más rápidas de aislar la acústica en el hogar, dado que habitualmente es el elemento más débil, es instalando unas buenas puertas y ventanas. Éstas pueden suponer un importante ahorro energético cada mes, por lo que siempre es una excelente opción.

Las ventanas que están dotadas de un buen sistema de aislamiento permiten disfrutar de un hogar más cálido y confortable, debido a que la temperatura exterior apenas interfiere en el interior del domicilio.

Un acristalamiento óptimo puede llegar a reducir hasta el 70% de las pérdidas energéticas del hogar. Esto se traduce en un ahorro importante de la calefacción durante los meses de invierno (donde casualmente la factura de la luz se duplica o triplica en muchos casos). Y, por otro lado, también supone un ahorro en los demás meses del año, porque lo mismo pasa con el aire acondicionado en verano.

Por lo que en el momento en el que decidimos invertir en aislamiento acústico en casa, este cambio de ventanas no solamente nos va a permitir ahorrar en la factura de la luz o disfrutar de una mejor calidad de vida, sino que se reducirán en gran medida los ruidos de la calle, del tráfico, etc.

Por otro lado, a mayores de las ventanas aislantes, existen otras soluciones como el utilizar cortinas gruesas o alfombras, incluso instalar placas de yeso entre habitaciones y medianeras con otros vecinos.

Si tienes dudas sobre cómo mejorar el aislamiento y acondicionamiento acústico de tu hogar, recuerda que disponemos de todos los servicios que necesitas. ¿Te ayudamos?